El Teniente Amado: ¿Otro force o la luz al final del túnel?

El Teniente Amado: ¿Otro force o la luz al final del túnel?

El filme “El Teniente Amado”, que narra la vida del teniente Amado García Guerrero, figura clave en el complot que culminó con el ajusticiamiento del dictador Rafael Trujillo Molina, en el año 1961, ha despertado un gran interés del público amante del cine, especialmente por su aleccionador contenido histórico. El cual ya sabemos no se respeta mucho en ErreDé.

El guionista es nada más y nada menos que Huchi Lora. Por eso queda la pizca del beneficio de la duda en cuanto a contenido se refiere. Seamos honestos, cualquier cosa que salga de aquí, no será peor que la misma cinta realizada por Archie o Robertico. En ese caso, este artículo se hubiese barajado más rápido que un juego en partypoker.es/.

Claramente, esta  historia da a conocer momentos canallas por las que atravesó el teniente Amado García Guerrero, quien fue obligado a barajar su noviazgo,  debido a que los familiares de su prometida eran contrarios al régimen y probablemente porque también usaban crocs. Esta última no está confirmada oficialmente, pero sería una razón muy válida para no estar cómod@ con un noviazgo. Vienen futuros médicos a justificar en 3… 2… 1…

Dicho esto, no es que vamos a hacer una «dominicanada» y dedicar una entrada a opinar sobre una película que aún no hemos visto. La parte visual se ve bastante prudente como para, por lo menos, considerar la asistencia a la sala o esperar a los bucaneros y filibusteros de los semáforos de las aguas salvajes de Santo Domingo (cuidado con los chicos, si a Huchi le coge con hacer un Alfonso Rodríguez).

Sólo los dejamos con especial atención en las siguientes escenas del mismo trailer, las cuales reflejan, en mi humilde opinión, parte de la gran maldición del cine dominicano. En serio… ¿Quién es que habla así en ErreDé?

«¡Wow, papi! ¿Y cómo es Trujillo?» (0.24)

«Jefe, creo que nos están siguiendo» (1:40)

Suscríbete a nuestro boletín

* requerido

Send this to a friend