La historia detrás de la foto más famosa de Abril, que no es tan patriótica después de todo.

La historia detrás de la foto más famosa de Abril, que no es tan patriótica después de todo.

Primero que todo queremos destacar que este pequeño artículo es un extracto de 5 personajes de la historia dominicana cuyos cojones merecen su propio monumento, el cual fue escrito en septiembre de 2011. Nos sentimos en la obligación de revivirlo por la cantidad de super patriotas que han subido esta foto como símbolo de orgullo dominicano, precisamente hoy, en la celebración de la Guerra de Abril. Queremos reiterar que el objetivo del mismo no es quitar valor histórico al evento, sino informar y a fomentar la investigación antes de estar loqueando en las redes. Esta vez incluímos el video de la entrevista al final del artículo. ¡Disfruten!

La historia de los cojones de Jacobo  Rincón (alias Senén Sosa)

El hombre conocido como Senén Sosa, que en realidad se llamaba Jacobo Rincón; no era general, ni guerrillero, probablemente ni siquiera sabía usar un arma. Pero su imagen captada por Juan Pérez Terrero sirvió de cartel, postalita, luz, guía e inspiración a millones de guerrilleros y aspirantes revolucionarios, anti-imperialistas, anti-capitalistas, anti-yankistas y anti-todoistas a lo largo del Mundo.

Más de un comunista acaba de tener un orgasmo con esta imagen

Pero la razón por la que Senén encabeza este listado radica en una oscura entrevista hecha luego de la foto, donde al enterarse que su rostro había recorrido el mundo e inspirado a millones de revolucionarios y luchadores por la libertad, este procede a informar, muy elocuentemente, que al momento de ser tomada la imagen estaba tan borracho que ni se acordaba de eso. Incluso, el pleito fue porque no quería recoger una basura, como le ordenó el militar.

¿Revolución? ¿Ocupación? ¿Foto? ¿Cómo? Cuándo?

Lo que es perfectamente razonable en un país donde las alternativas es terminar loco o ser un borracho, por lo que muchos pueden incluso aceptarle la borrachera y aún reconocer el simbolismo patriótico del acto en sí. Pero eso implicaría subestimar el tamaño de las bolas de Senén Sosa que meses después de tomada la imagen, este hizo presencia en la redacción del periódico El Caribe para solicitar (y citamos):

“Que por favor dejen de estar poniendo esa maldita foto del diablo, que estoy tratando de ligar mi Visa!”

.

¿Qué patriotismo del diablo? ¡MI VISA!

Obviamente la maquinaria de propaganda prefirió mantener esos pequeños datos lo más callado que se pudo. Sin embargo, nosotros lo celebramos porque Senén Sosa se levantó con sus puños por todos nosotros a defender su derecho a no recoger la basura ajena por orden de un canalla, su derecho a andar borracho y bebiendo en el medio de la calle, su derecho a hacer show delante de la gente y su derecho a ligar lo más importante… su visa.

El derecho a ser dominicano
Video de la entrevista citada

Send this to a friend