6 empresas dominicanas que adoran contratar a los peores choferes

6 empresas dominicanas que adoran contratar a los peores choferes

Por regla general los dominicanos manejamos mal. No importa el escenario que detrás de un volante se nos presente, sea estar en una línea, esperar en el semáforo, doblar a la izquierda, tocar o no bocina o parquearnos, tenemos la extremadamente afinada puntería de siempre, sin excepciones, hacerlo mal.

Por lo que con un espectro de potenciales aspirantes al cargo de “chofer” limitado a dominicanos, es solo natural que las empresas deban resignarse a aceptar que indefectiblemente su nombre será manchado con las canalladas de sus choferes.

Hay, sin embargo, empresas que parecen meterle especial empeño a buscar los peores conductores disponibles. Compañías que parecen exigir el “Fenatrano Seal Of Approval” para contratar su chofer, y luego pegarle un letrerito de “Yo manejo bien, si no llame a…” para reírsele en la cara a todos los que padecen sus animaladas. Como nadie pierde su tiempo en estar llamando para eso, y algunas siguen empeñadas en contratar lo peor y más barato que ofrece la cadena choferil, hoy le rendimos tributo a estas “6 empresas dominicanas que adoran contratar a los peores choferes”.

6- Dominican Watchman National

Cómo identificarlos?: Es un maldito camión blindado!!! y está haciendo cortes de pastelitos entre los carros!!!

El problema: Cuando la esencia de tu negocio consiste en darle una escopeta y las llaves de un camión blindado a un dominicano, y pagarle para que los use, ya sabes que estás cocinando una receta para el desastre.

Permiso, dominicano al volante

Para el conductor promedio la presencia de un camión blindado es intimidante. Si chocas es probable que tu carro termine parecido a un acordeón mientras el camión no tenga ni un “llevadito”, y sabes que de adentro de esa bestia saldrán hombres armados, molestos y preguntando “que lo que?”. Si a esto le agregamos el hecho de que estamos en República Dominicana y la sección de carga de ese camión blindado tiene pintada las iniciales D.W.N….

Digno de películas de terror

Como los lobos, los conductores de Dominican Watchman National huelen el miedo de sus presas. Esto les da libertad para pasarse por donde no sale el sol cuanto artículo haya escrito en la Ley 241 sobre Tránsito de Vehículos, sus modificaciones y hasta los anexos, y no solo tienes que quitarte del medio, sino que no te puedes quejar y menos ponerle “chembita” o mirarlo mucho para no alterar los ánimos de un tipo obviamente bien armado.

En imagen: Una barriga a la que no le interesa tu opinión sobre su manejo

Solución: Hacer la señal de la cruz cuando cruces al frente de una Iglesia y rezar que no te toque uno en el camino.

 

5- Claro

Cómo identificarlos?: Una camioneta o una minivan con una enorme escalera colgándole por detrás con un pañito rojo levantando vuelo al extremo.

El problema: Claro no se conforma con ser la empresa de telecomunicaciones más grande de Latinoamérica, una de las más grandes del mundo, ser propiedad del hombre más rico del planeta y lanzar comunicados de prensa que no terminan en “Jajajaja, pendejos!” diciéndote que la razón por la que no tuviste servicio por tres horas fue un “apagón telefónico” (en serio, que es eso?), sino que adicionalmente procede a contratar los peores choferes disponibles para que manejen una camioneta con una escalera de apéndice.

Este, señoras y señores, es el rostro de la maldad

Hay algo sobre las camionetas marmaritas y las minivan tipo Scooby Doo miniatura que hacen sentir a sus conductores invencibles. Puede ser el horrendo crujir de sus dolidos motores o que el espacio tan reducido de la cabina del conductor les hace sentir metidos en el traje de Iron Man o que la facilidad con las que se deslizan en las curvas les hacen sentir Michael Schumaker. Lo cierto es que no solo se sienten poderosos, sino que manejan como tal.

Claro, hasta Superman tiene sus malos días

Los de Claro en particular viven en un mundo donde para ellos no se han inventado la Kryptonita, por lo que cruzan por arriba de la acera, atraviesan cruces de calles a lo loco, dan reversa donde quieren, se parquean donde se apague el vehículo, brincan badenes y policías acostados, y surcan los cielos a grandes velocidades todo mientras detrás de ellos se sacude de forma intimidante una escalera extendida hasta 2 metros en el aire, que temes que en cualquier momento se suelte y atraviese tu parabrisas.

Imagen ilustrativa de una mini van de Claro

Solución: Reduzca la velocidad y déjese pasar por el de atrás que ese no sabe por la que está a punto de vivir.

 

4- El Ayuntamiento del Distrito Nacional

Cómo identificarlos?: Lo olerás kilómetros a la distancia.

El problema: Lo cierto es que debemos estar agradecidos de que hoy en día, contrario a tiempos no tan distantes, al menos nos recogen la basura e increíblemente ya sabemos como es que se ven los camiones. Pero como Murphy nos mira desde el más allá con una sonrisa, los choferes contratados para manejarlos, como buenos dominicanos, sienten el impulso de alguna forma dejar su marca en nuestras calles haciendo un tollo.

Aplausos...

Por regla general, los días suelen tener 24 horas. De entre esas 24 opciones claramente marcadas, los camiones de basura tienen para elegir hacer su trabajo o en las 8 horas pico del tránsito o las 16 horas donde Satanás y sus ángeles caídos reposan, y más o menos se puede andar en la ciudad. Como esto es el tres cuartos de isla…

Sip… ahora se ve como un buen momento, muchachos

No debiera ser gran cosa tener un dominicano más en la calle manejando un camión en plena hora pico, sería apenas otro entre millones, si no fuera por el hecho de que este en particular siente la obligación moral de tener que cerrar calles enteras terciando su hediondo aparato de lado a lado de modo que nadie pase hasta que pacientemente sus amigos echen toda la basura en el camión.

Y es mucha…

Solución:

Esto y mucha, mucha paciencia

 

3- Los delivery (de todos)

Cómo identificarlos?: Es la canasta/caja grande que parece estarse moviendo arriba de un motor no lo suficientemente grande para contenerla y que viene en vía contraria.

El problema: Érase una vez una época en la que en República Dominicana había que salir de sus casas para comprar cosas. Un día en aquellos tiempos oscuros, llegó a nuestro país la cadena internacional Domino’s Pizza, e introdujo el novedoso concepto de una caja + un motor = lo que pides te llega a tu casa sin tener que moverte, y de repente…

Millones de dominicanos se pusieron así…

Como la vagancia es buque insignia de nuestras características, procedimos a extender las bondades del delivery para comprar agua, comida sin preparar, comida preparada, cigarrillos, alcohol, medicinas, gas, helado, yogurt, ropa, quipes, empanadas, baterías de carros, y hasta el pago de impuesto para vehículos de motor.

Próximo paso… delivery de prostitutas

Naturalmente, como buenos motoristas, arrastrar cajas, botellones y todo lo citado anteriormente en canastitas en sus motores marmaritas no les impide manejar por las aceras, temerariamente entre los vehículos, temerariamente entre los vehículos pero en vía contraria, calibrar el aparato en subidas, andas en vía contraria de noche y con las luces apagadas, y hacer cuanta animalada cruce por sus muy creativas cabezas.

Evil Knievel… un novato

Solución: Quedarse tieso y dejar que hagan lo que sea que vayan a hacer, esperar que no te choquen, y si te chocan, esperar que no dejen demasiada sangre en tu parabrisas como para que puedas llegar hasta tu casa sin llamar demasiado la atención.

 

2- Agua Planeta Azul

Cómo identificarlos?: Es la gigantesca figura trapezoide que se encuentra directamente entre usted y el resto de la calle.

El Problema: Una de las cosas universalmente más aceptadas como calvario nuestro de cada día en el terruño este, es que no solo debemos soportar horas de tapones, AMETs y motoristas, sino que hay que hacerlo bajo 35 grados que se sienten 43 de esto:

Alimentado con la energía generada por 10 millones de pendejos

En medio de ese “barbikiú” de asfalto en medio de un tapón, los camiones que distribuyen agua pintados completamente con fotografías alegóricas a mucha agua, mujeres en bikinis, mujeres refrescadas, agua rebosante, agua en cataratas, agua en las paredes, agua en el piso, agua en botellas, agua en un oasis, agua de la lluvia, y agua, agua, agua y más agua… ya raya en el insulto.

Es como dice Pablo Francisco sobre el porno softcore, está ahí, está pasando, pero no te toca ver nada.

Pero los choferes de agua Planeta Azul son ya otra liga que no se conforman con trollear a todo el mundo cruzando un tapón en medio de un caloraso y pavoneando sus sugerentes imágenes, sino que directamente crean el tapón porque ellos entienden el mismo medio de la calle es zona de descarga.

Quieres llegar porque tienes sed, y lo que se interpone en tu camino es un camión de agua… Oh ironía!

Solución: Si ves un camión de esta compañía, procura pasarle antes de que llegue al próximo colmado.

1- Odebrecht

Cómo identificarlos?: No te preocupes en identificarlos… solo salte del medio rápido.

El problema: La realidad es que yo no soy muy bueno en física, de hecho estoy casi seguro que la quemé par de veces en bachillerato, pero hay algo que creo que recuerdo. Un objeto A que pesa 16 toneladas y viaja a una velocidad inicial de 130 kms/h con una aceleración ascendente choca con un objeto B de 2 toneladas en estado de reposo es igual a un día que de repente se le puso gris a un panita muy, muy desafortunado.

En imagen: Física 101
En imagen: Física 101

Y así andas tranquilo con algo de sueño luego de una noche de parranda a las 3 de la mañana surcando las calles semi-vacías de Santo Domingo, y te detienes en un semáforo, consideras irte en rojo pero te dices “Nah, hay demasiados locos” y te abobas un chin ahí esperando casi 2 minutos hasta que por fin cambia a verde, empiezas tu marcha y tu semi-sueño es bruscamente interrumpido por el bocinazo/brisa/sacudida/”remenión” de una bestia con una carga que en su costado dice “ODEBRECHT” que acaba de cruzar frente a ti cuando en teoría estaba rojo para él.

Permiso, que voy por ahí.

Estos camioneros claramente mandados por los brasileros de ODEBRECHT a entrenarse en Japón en las bellas artes del Kamikaze, no solo son dominicanos, sino que son dominicanos sin miedo y detrás de un volante, respaldados por la seguridad que 16 toneladas de acero pueden otorgar, en lo que puede ser la mezcla más peligrosa concebible en el planeta solo detrás de un árabe y 5 libras de uranio enriquecido.

Así, sólo que es el barco el que se le tira al avión.

Solución:

Si no puedes ganarles, úneteles.

Send this to a friend