5 factores a tomar en cuenta antes de creerse el aviso de Trujillo que anda en las redes

En los últimos días se ha semi-viralizado una imagen de un supuesto aviso de Ludovino Fernández (en nombre de Trujillo), la cual pensábamos que todo el mundo iba a entender como un relajo y expresión de indignación frente a la delincuencia en general. Estamos seguros de que los lectores frecuentes de KeDificil se dieron cuenta inmediatamente de todos los “errores” que delatan la sátira.

En contra de toda lógica, esto es lo que mucha gente se ha tomado en serio.

Para dar el beneficio de la duda, podríamos decir que “Que viva el Jefe carajo.” lo hace un poco obvio, pero este texto se pudiera insertar en cualquier imagen real sin vulnerar la veracidad de la misma. Sin embargo, los comentarios en las redes sociales han evidenciado que los límites de la estupidéz errediana son inexistentes, razón por la cual decidimos hacer este pequeño aclarando en el orden de que van apareciendo. Pues porque claramente…

Obviamente...

Obviamente…

Antes de iniciar, queremos dejar bien claro que no conocemos el origen de la imagen y NO creemos que se hizo con el propósito de que la gente pensara que era real, sino un simple coro; pero como esto es ErreDé… Los 5 errores que tiene el aviso falso de Ludovino y Trujillo…

1. Tipografía

En los comunicados oficiales de la época se utilizaba un tipo de letra muy particular que hoy conocemos como la familia tipográfica de Tw Cen MT. Si seguimos identificándola como tal, podemos decir que se variaban entre las versiones Condensed Bold, Condensed Italic y Condensed Italic Bold.

De un comunicado real y la familia Tw Cen MT. Luego se darán cuenta que de esta misma imagen tomaron la base para el relajo.

Comparación de un comunicado real y la tipografía Tw Cen MT. Luego se darán cuenta que de esta misma imagen tomaron la base para el relajo.

Fíjense cómo la tipografía del cuerpo del mesaje falso es igual al de la nota de “Que viva Trujillo carajo” (Arial Bold Italic si no me equivoco).

2. Estilo de redacción y gramática

En cuanto al estilo de redacción y gramática, el primer error es algo que no se practica ni en estos tiempos (a menos que trabajes en Diario Libre). La Policía Nacional se debe y debía escribir con mayúsculas y la respectiva tilde en la “i” para que el generalísimo no te mandara a buscar para hacerte un cuento. Esto aplicaba y aplica para todas las instituciones de las Fuerzas Armadas.

errores

Nos límitamos a destacar sólo esos errores para no forzar el mingo y mantener la simpleza. Ya se habrán dado cuenta de los signos de puntuación mal empleados.

La ingenua idea de que a Trujillo “le place informarle” nada a nadie es extremadamente ridícula. Recuerden que el aviso en cuestión solicita salir a MATAR GENTE, no invitarlos al nuevo lanzamiento de Grey Goose® Fresa en Praia a través de una nota de prensa en Uepa.

3. Lo solicitado vs Lo ofrecido

Una de las “cualidades” del régimen era la paja mental (que alaban tantos jóvenes de hoy, desde la comodidad de su smartphone mientras le mentan la madre a Leonel Fernández públicamente) de seguridad ciudadana. Muchos confunden el terror y la clara práctica de “aquí el único que roba y mata soy yo” con una sociedad segura donde podías dejar la puerta de tu casa sin seguro y todos felíces.

Trujillo sería la última persona en poner las reglas sociales y leyes en manos de un ciudadano puro y simple. Mucho menos dar a entender que necesita ayuda para mantener el control. Dicho esto, pasemos a las cantidades ofrecidas…

¿En serio?

¿En serio?

4. El Jefe de la Policía no era Ludovino

Por su famosa expresión de “LUDOVINOOOOO”, Alvarito Arvelo (el lambón mayor) se ha encargado de que los más jóvenes que escuchamos programas radiales de panel (de comentarios pagados por los políticos y empresas privadas), tengamos al Coronel Ludovino Fernández en el top of mind de los hombres más severos y estrictos del generalísimo. Esto hasta que el Mayor Lluberes lo convirtió en un colador un 14 de abril de 1958.

colador

Lo que nos lleva a destacar; primero, que la última vez que Ludovino Fernández ocupó el cargo de Jefe de la Policía fue en 1950 y para la fecha indicada en el aviso (17 de junio, 1955), el que en realidad estaba encargado de la uniformada era el Coronel Luis Homero Lajara Burgos quien fue sustituido ese mismo año por el Coronel Federico Fiallo. En segundo lugar, es imposible encontrar un comunicado oficial refiriéndose a miembros de las Fuerzas Armadas sin mencionar sus respectivos rangos, pues está científicamente comprobado que las mejores formas de contrarrestar el pene pequeño es con vehículos lujosos y rangos militares.

5. El verdadero aviso que sirvió de base para el falso

Cuando leímos el aviso la primera vez, recordamos inmediatamente de que había algo similar en el archivo de bizarradas dominicanas de KeDificil (Sí, somos unos vagos y encontramos este tipo de cosas todo el tiempo). Como podrán apreciar en la siguiente imagen, este aviso tiene la misma fecha que el falso, lo que nos ayuda a confirmar la teoría planteada al principio de este post.

sacos

Así es. Detenido por andar sin feeling. Barney Stinson estaría orgulloso.

Reiteramos que el ánimo de este escrito no es criticar a quien se le haya ocurrido sacar una sonrisa en el caos que vivimos en esta jungla con cédula que llamamos “país”, sino, más bien aclarar que es falso y nos preocupa sumamente que esto haya tenido que ser aclarado. Gracias al cosmos, las redes sociales nos permite conectar con toda clase de montricos y eventualmente esto llegará a quien tenga que llegar.

KeDificil.com tiene como primordial propósito el entretenimiento de sus lectores. El material de esta página, salvo en los casos que se indique expresamente lo contrario o que estos sean de uso público en las formas previstas por las leyes vigentes, es de la propiedad y autoría exclusiva de los miembros del staff de KeDificil.com protegidos bajo la Ley 65-00 de Derecho de Autor de la República Dominicana. Los hechos, citas, comentarios, opiniones, personificaciones, materiales audiovisuales y todo contenido en general presente en esta página no necesariamente son una fiel caracterización de la realidad, ni alegamos que lo publicado aquí sirva de otro propósito que no sea satirizar hechos y personas reales o ficticias. Por lo que cualquier parecido a personas, lugares o hechos reales no es intencionada salvo que con el fin de realizar una sátira. Si resultare ofendido por lo acá mostrado, quizás sea tiempo que considere dar de comer a la nutria o sacarse la arena del saco según aplique, y en cualquier instancia siempre puede darle a back en su navegador o ir a http://www.disney.com si así prefiere.