4 razones de porqué “I wanna be sed… Ramoncito”.

Los Ramones, aquella emblemática banda newyorkina de punk que con los mismos bríos y efervescencia que las “vitaminas” de A. Rod irrumpiese en la escena mundial a mediado de los 70’s, nos regalaron “I WANNA BE SEDATED”, un clásico del rock que deja al desnudo los deseos del sujeto moderno, es@s niet@s y bisniet@s de la Revolución de Abril, hij@s de La Fania All Stars que crecieron o maduraron mientras Jack Veneno hacía malabares (y piiiila de trampa) en dos tercios de una isla gobernada por La Rata.

¿Quién e' má' bakano?

“¿Quién e’ má’ bakano?”

I wanna be sedated sintetizaba el deseo de una parte importante de la juventud occidental durante décadas, hij@s de la “vida moderna”; la canción era una especie de “quiero estar alienad@, no quiero saber nada…. pero si es con romo y sustancias ilegales, mucho mejor porque es más divertido.”

hay pocas cosas que no puedan arreglarse con una fría….. aunque sean las 8:45am de un miércoles.

Hay pocas cosas que no puedan arreglarse con una fría… aunque sean las 8:45am de un miércoles.

Pero las cosas cambiaron y ahora además de querer el romo y no saber nada, queremos TENER TODO LO QUE SEA EXCLUSIVO (yates, tarjetas de crédito sin límites, castillos, apartamentos en las ciudades más importantes del mundo, entrar a La Chismosa, una foto con Figueroa Agosto en Sofía, etc.), por eso ya la canción de los Ramones, otrora himno de una juventud insatisfecha, no nos satisface. Ahora no queremos “estar sedados”, queremos “ser Ramoncito”, que nunca estuvo en Los Ramones y seguro tampoco los escuchó.

En definitiva, y sin más cháchara: 4 razones de porqué “I wanna be sed… Ramoncito”.

1. Porque ser “importante” en el mundo moderno implica ostentar.

Ser una “estrella” en el mundo de hoy implica ostentar mucho, y para ostentar hay que acumular o en su defecto, endeudarse… o, LÓGICO, liquidarse con un menudo ajeno.

Son muchos los casos que conocemos de personajes de la farándula nacional e internacional que por estar haciendo todo el bulto del mundo con fiestas en donde había muchísimo perico y muchísima champaña, se quedaron sin un chele.

Típico...

Típico…

Haciendo un paralelismo absurdo e innecesario podríamos decir que una especie de ostentación es la utilizada por otras especies del reino animal para mostrar en el rito de apareamiento a la posible pareja reproductiva las cualidades con las que se cuentan, pero entre un pavo real “pavoneándose”, haciendo gala de su hermoso plumaje, y un hombre (macho-masculino) haciendo una fiesta de 100,000 dólares, hay solamente 100,000 dólares; cantidad de dinero que la mayoría de nosotr@s solamente ha visto en transacciones encubiertas de una película de Steven Segal; pero ese monto no es problema si tienes la llave de una bóveda llena de dinero… Muy parecido a lo que pasó con Ramoncito.

sigan depositando sus chelitos en Baninter que yo se los guardo

“Sigan depositando sus chelitos en Baninter que yo se los guardo.”

Las cantidades absurdas de dinero derrochado por Ramoncito nos lleva a la segunda razón. No sabemos si ocurre como consecuencia del dinero o de la fama sustentada en dinero peeeeeeeeero…

2. Las estrellas no conocen la cárcel… casi lo mismo ocurrió con Ramoncito.

Son muchas las personalidades del arte y el espectáculo que a l@s que han detenido por conducir bajo los efectos del alcohol, o por posesión de marihuana, cocaína, éxtasis, o simplemente llevárse un haitiano en la carretera, pero son poc@s l@s que han estado involucrad@s en temas difíciles e insalvables como puede ser una violación sexual, el tráfico internacional de drogas o el homicidio; lo que nos ha mostrado la sociedad del espectáculo es que si tú eres famas@, te vas a zafar de esa situación, ya sea porque el policía te suelta en banda al reconocerte o porque te condenan a 36 horas de trabajo comunitario….. ooooo, como es el caso de ErreDé, si das tu apoyo a una campaña de reelección presidencial, te puedes olvidar de ese lío.

En el caso de Ramoncito, que con la anuencia de las autoridades financieras se liquidó con $53 mil millones o el 8.5% del PIB de aquél entonces, era difícil zafarse. A eso agrégale que para cubrir el desastre el Gobierno desenfundó $74,000 millones… dinero que todavía hoy y por lo menos hasta el 2020 estaremos pagando. Por la importancia del monto y ya jarto de vivir durante años como el mayor de los sultanes, se vio en la obligación de tener que chuparse 5 años en una celda preferencial, alejada de cualquier peligro o intromisión de pobreza en el reconocido complejo hotelero Najayo Beach Resort. Cumplido ese tiempito, le toca pasar unos cuantos meses más en su lujoso apartamento de la Av. Anacaona.

Por haberse robado licuadoras y lavadoras viejas hay gente en Najayo y en La Victoria pasando años y años; y ni toquemos el tema del haitiano que le dieron 15 años por robarse un salami o el que mataron por comerse una yuca ajena. Si comparamos las consecuencias materiales del fraude que dirigió este príncipe con la sentencia de un par de años que te puede salir en un juicio celebrado, por ejemplo, en Mama Teta, pequeña comunidad de Fundación, Bani, por el robo de tres vacas, podríamos decir que la estadía de Ramoncito en Najayo fue breve, tan breve que se puede resumir así:

Si entendiste esta referencia, estás viej@.

Si entendiste esta referencia, estás viej@.

Independientemente de que era una ilusión de cárcel, para la rancia, hipócrita y cristiana aristocracia dominicana, Ramoncito estuvo en prisión, y tod@s sabemos muy bien que eso no es “bien visto”… peeeeeero si el Cardenal no ha dicho nada, todo el mundo ha de hacer silencio, como la lechuza.

"Como la lechuza".

“Como la lechuza”.

Esto nos deja en la tercera razón…

3. Pa’ que el Cardenal y la iglesia sigan metiéndose con todo el mundo, menos contigo.

De entrada: vivimos en un país que tiene la biblia en su escudo.

En la mesa Galileo Galilei, Marie Curie, J. Robert Oppenheimer, Isaac Newton, Louis Pasteur, Stephen Hawking, Albert Einstein, Carl Sagan, Thomas Edison, Aristóteles, Neil de Grasse Tyson, Richard Dawkins y Charles Darwin.

En la mesa, un grupito de gente que aprendieron alguito de la vida y se burlarían bastante de ver un escudo nacional con una biblia en el centro: Galileo Galilei, Marie Curie, J. Robert Oppenheimer, Isaac Newton, Louis Pasteur, Stephen Hawking, Albert Einstein, Carl Sagan, Thomas Edison, Aristóteles, Neil de Grasse Tyson, Richard Dawkins y Charles Darwin.

Dicho lo anterior: sabemos la influencia social, cultural, legal, política y hasta económica que ejerce la figura del Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez. Hasta los perredeistas en medio de sillazos y balazos hacen una pausa para besar el anillo de Nico, por lo que contar con su silencio cómplice te asegura la victoria en una virtual e hipotética batalla de moralidad burguesa-cristiana.

cardenal-con-titeres1

Aprovechando el tema del supuesto cristianismo llegamos a la cuarta y última razón… y es que cualquiera desea estar en pijamas en su casa leyendo KeDificil tras haberse liquidado con los sueños de millones de personas y desde alla, desde la comodidad de un sofá de cuero, sentirse regocijado porque todo queda solucionado al decirle de forma impune a un país entero:

4. “Lo espiritual está por encima de lo material”.

ramoncito

Y para despedirnos, una ñapa cortesía de Jorge Ulloa:

Todo después tiene su antes.

¡Sólido, como BANINTER!

Ellos hablaron de todas las posibilidades pero las cartas ya estaban jugadas.

KeDificil.com tiene como primordial propósito el entretenimiento de sus lectores. El material de esta página, salvo en los casos que se indique expresamente lo contrario o que estos sean de uso público en las formas previstas por las leyes vigentes, es de la propiedad y autoría exclusiva de los miembros del staff de KeDificil.com protegidos bajo la Ley 65-00 de Derecho de Autor de la República Dominicana. Los hechos, citas, comentarios, opiniones, personificaciones, materiales audiovisuales y todo contenido en general presente en esta página no necesariamente son una fiel caracterización de la realidad, ni alegamos que lo publicado aquí sirva de otro propósito que no sea satirizar hechos y personas reales o ficticias. Por lo que cualquier parecido a personas, lugares o hechos reales no es intencionada salvo que con el fin de realizar una sátira. Si resultare ofendido por lo acá mostrado, quizás sea tiempo que considere dar de comer a la nutria o sacarse la arena del saco según aplique, y en cualquier instancia siempre puede darle a back en su navegador o ir a http://www.disney.com si así prefiere.