Portada / Artículos / Los 4 Jinetes del Apocalipsis Dominicano

Los 4 Jinetes del Apocalipsis Dominicano

Antes de entrar en materia, los invitamos a comenzar desde ya a utilizar #KeDificilLasElecciones para ir narrando las canalladas que enfrentaremos durante estos días de caos, fanatismo y rabandoleo justificado. Estaremos pasando el feed de todo el que lo utilice aquí y también pueden acccesar a través del menú en esta página. Por otro lado… aquí el post:

De todas las catásfrofes sociales que nos distinguen como dominicanos, hay cuatro que son la principales causas de malas decisiones en cuanto a religión, política, deportes y una que otra cosa que sea causa principal de tiroteos u otros enfrentamientos que inspiran en las mentes débiles. A la tragedia de ser un dominicano convencional le podemos agregar un elemento que va antes en el desarrollo de la especie y es aún peor… la condición de ser un humano. Como humanos sentimos una necesidad intrínseca de atribuir todos nuestros males y algunos beneficios a entidades consideradas superiores o simplemente desconocidas (es más chulo y fácil así).

Cada año, en KeDificil publicamos uno o dos artículos que nos hacen blanco de odio, tijera y sobre todo malinterpretación extrema por un reguero de personajes que no tienen idea de nada en la vida, pero juran que son eruditos, defensores de la patria, hermanos de Mella y caballeros de mesa redonda de la paja mental conocida como “la moral”; lamentablemente, sólo son victimas de la editora Susaeta y todavía tienen la idea de que Duarte, Sánchez y Mella son los 3 padres de la patria porque eran  muy amiguitos. Dicho esto, quisieramos aclarar que cada vez que ocurre, nos importa la misma cantidad de carajos que le importa el tema Félix Bautista a Leonel y por eso seguiremos con el tema en cuestión.

Este artículo va dirigido a aquellos dominicanos que son culpables inmediatos de los más canallas momentos en el fatal y divertido infierno de Guzmán. Estos que todos los días se sienten más oprimidos que el ciudadano 6079, mejor conocido como Winston Smith; más condicionados que Alex Delarge (prisionero 655321) y más traicionados que Espartaco cuando Batiato le vendió un sueño.

Conveniencia

El voto por conveniencia es probablemente el más canalla, pero a su vez, el más sincero de todos. Estas personas se caracterizan porque votan con el objetivo único de mantener el puestico de un familiar que está pegao’ o lo estará con el cambio de gobierno. Lo peor de todo es que defienden discursos y propuestas de sus candidatos como si en realidad le hicieran caso. No se dan cuenta de lo que se arma tras ese tipo de decisiones y lo que influye en las generaciones  más recientes de su familia, entonces… errhm. Bueno, déjenme ilustrares…

Básicamente, esto es lo que va ocurriendo mientras estos canallas piden un cambio, pero un cambio de casa, carro, villa y closet.

Otros imbéciles en esta categoría son los que buscan una insignificante gratificación efímera como un combo 1 del “Partido de la Política Atrasada Dominicana” de RD$200.00 + un pica-pollo + un lava-gallo para hacer bulla en la Lincoln y el 20 de Mayo montarse en una voladora para ir a votar por el emisor de tan grata donación. Lamentablemente, son mayoría en este renglón de inútiles votantes. Estos desperdicios de cédulas sólo ponen atención durante esos últimos meses de campaña y se olvidan del tema hasta el próximo cuatrenio, para así comenzar a exigir otro cambio DE COLOR.

Indiferencia

No les interesa la política ni quién dirige el país en lo más mínimo (pero no pierden la oportunidad de pasarse 4 años hablando basura de cómo está mal todo). Cuando se toca el tema de la posibilidad de ir a votar surgen respuestas como “depende”, “talvez”, “podría ser”. Por otro lado, aquí también entran esos que están de más en el padrón y votan por el que creen que va a ganar. Así como hacen durante la temporada de beisbol, la copa mundial de futbol y los juegos de taquito en el barrio más cercano. El problema es que NADIE nunca cree que puede ganar un partido que no se la pasa contaminando auditivamente todas las calles de la ciudad, haciendo tapones masivos o tirando chistes involuntarios cada vez que agarra un micrófono. Bajo estas condiciones, eso se traduce a…

Ilustración clara y pelá' de uno de los peores males que sufre ErreDé.

Este no es un votante indeciso, sino indiferente: le da tres pitos quien gobierne su país, pues no piensa en candidatos, sólo en partidos. Andan con una mentalidad de “todos son iguales”, refiriéndose a los tradicionalistas por su precariedad de interés de conocer las alternativas. Su conocimiento de pluralidad, democracia y cambio social se limita a la moda de la época de ruido electoral, en este caso… Morao’ y Blanco. Estos son peores que los votantes por conveniencia, aquellos por lo menos tienen una razón puntual de voto y la mayoría de las veces por lo menos conocen a más de dos candidatos en la boleta.

La presencia de est@s canallas es el que da lugar a las campañas sucias. Como los partidos saben que hay un importante segmento de votantes perdidos en el espacio sideral, ya no se preocupan de divulgar y ampliar sus ideas o propuestas, sino de destruir la imagen de los otros: tratan de convertir a sus principales rivales en los candidatos que los electores odian, para que así el votante termine votando por ellos. En esta parte es que caben los canallas que votan por lo que su limitada capacidad de análisis e interés les define como el “menos malo”.

Comodidad

Aquí es que radica el gran porcentaje de esos votos a los que llamamos “votos duros” o estables. En este renglón está la plaga social que conocemos como partidistas, esos que votarían por un partido así tengan que elegir al mismo diablo para gobernar. Aquí no es cuestión de “quién le conviene al país” o “quién crees que tiene la mejor propuesta”, es simplemente una maldición de costumbre desenfrenada y enferma. Son culpables directos del círculo vicioso morao’, blanco y colorao’.

En este renglón juegan dos generaciones invariables que replican el mal año tras año, sin la mínima idea de que  se alimentan de ErreDé con yucas y cebollitas cada 4 años.

Increíble la cantidad de veces que podemos repetir esta imagen y siempre será válido.

Ustedes se preguntarán “¿a qué generaciones es que este loco se refiere?” — Me explico: Los dominicanos más adultos (o creciditos si se quiere) viven en la paja mental del romanticismo de lo que alguna vez significó pertenecer al PRD o del PLD. Están obsesionados con la memoria de Peña y Bosch. No me malinterpreten, sería una locura no querer pertenecer al partido que significó el primer gobierno democrático después del HDP del Gran Tirano… Pero lamentablemente, hay que hacer un “reality check”…

En serio... ¡¿DÓNDE?!

Las circunstancias han cambiado, los ideales se fueron pal carajo y los viejos fieles a sus idiologías siguen perdidos en el espacio. Ah, ¿eres leal a los ideales de Juan Bosch y por eso te pasarás la vida votando por el PLD? Pues vaya a un brujo para que lo comunique con el Profesor y pregúntele lo que él opina del caso Félix Bautista. Permítanme recordarles que  lo primero que hizo al asumir el poder fue bajarse el sueldo y el de los demás funcionarios públicos.

Ah no, el tema es que “Soy fiel a la doctrina del más grande líder de masas en la República Dominicana, Peña Gómez”. Les recomiendo conseguirse un Delorian para viajar al pasado y preguntarle cómo ve él este amor que hay de repente entre Hipólito Mejía y Amable Aristy; sin mencionar el Cirque Du Pepe Goico y el chisme con Miguel Vargas.

Muchos pensarían “gran cosa los más viejos, esos son minoría y están cerca de guindar los tenis” ¿verdad?…

Lamentablemente, necesito más que los dedos de las manos y de los pies para contar la cantidad de personas que conozco a los que sus padres le han dicho literalmente “En esta casa somos de X partido y quien cuestione eso, se puede ir”. Obviamente aquí hay un buen porcentaje de canallas del jinete de la conveniencia pero no son la mayoría.

Castigo

Aquí entra un grupito de guanajos a los que deberíamos enviarlos de cabeza a una isla artificial, quemarla por completo, voltearla para asegurarnos de que no quede ninguno. Permítanme ilustrar nuevamente…

Situaciones extremas requieren soluciones extremas.

Estos cavernícolas sociales se parecen mucho a los indiferentes, pero son irónicamente un poco más sensibles socialmente y por eso se la pasan “votando en contra” hasta el final de sus insignificantes vidas. ¿Pero votan en contra favoreciendo a un candidato nuevo con una propuesta concreta e interesante?… NOOOOOOOOOOOOOO. Estos votan por el mismo partido que se lo metió frío hace exactamente 4 años, el cual ellos mismos eligieron cuando votaron para sacar al que estaba antes, que resulta ser el mismo que está ahora… (se entendió eso?)

Grandísim@ estúpid@.

Conclusión:

¿Por qué nuestro sistema partidario es tan precario? ¿Por qué los partidos políticos alternativos nacen y mueren con la misma velocidad que muere la carrera de Venya Carolina? Pues…

Recuerden: Contando con que los dos o tres gatos que leen esta página tan fea y llena de disparates de tipos que se creen la gran vaina. Nuevamente los invitamos a formar parte de #KeDificilLasElecciones, el feed estará aquí.

Sobre Jp

Filántropo, sapiosexual, necio designado pensador, diseñador y editor de KeDificil.com. Admirador de las fans de Christian Grey que también son feministas.

KeDificil.com tiene como primordial propósito el entretenimiento de sus lectores. El material de esta página, salvo en los casos que se indique expresamente lo contrario o que estos sean de uso público en las formas previstas por las leyes vigentes, es de la propiedad y autoría exclusiva de los miembros del staff de KeDificil.com protegidos bajo la Ley 65-00 de Derecho de Autor de la República Dominicana. Los hechos, citas, comentarios, opiniones, personificaciones, materiales audiovisuales y todo contenido en general presente en esta página no necesariamente son una fiel caracterización de la realidad, ni alegamos que lo publicado aquí sirva de otro propósito que no sea satirizar hechos y personas reales o ficticias. Por lo que cualquier parecido a personas, lugares o hechos reales no es intencionada salvo que con el fin de realizar una sátira. Si resultare ofendido por lo acá mostrado, quizás sea tiempo que considere dar de comer a la nutria o sacarse la arena del saco según aplique, y en cualquier instancia siempre puede darle a back en su navegador o ir a http://www.disney.com si así prefiere.



Un comentario

  1. Pingback: Anónimo

comedy-club-IG