Portada / Artículos / Guía para tontos de cómo alcanzar la Presidencia en la República Dominicana

Guía para tontos de cómo alcanzar la Presidencia en la República Dominicana

En los países con democracias funcionales los factores más determinantes en las campañas políticas son las diferencias ideológicas y el resultado de los debates entre los candidatos. Como RD de funcional no tiene nada, de democrático hace un bulto y de país tenemos serias reservas de que siquiera califique como tal, no hay ideologías ni mucho menos debate.

Todo lo anterior está perfecto, porque eso significa que cualquiera puede llegar a ser un político exitoso y quién sabe si hasta ¡Presidente de la República! ¿Para qué ser el imbécil que estudia, trabaja y hace sus negocios para pagar impuestos? cuando sin nada de eso usted puede ser el bakano que cobra los impuestos y se los gasta en vagabunderías, todo sin dar un golpe de barriga.

En KeDificil apoyamos las charlatanerías, mantener queridas con dinero ajeno y no trabajar. Entendemos lo anterior como el nirvana terrenal al que todos debemos aspirar para el bienestar y supervivencia de la especie. Es por ello que, para el auxilio de nuestros lectores en alcanzar dicho propósito, hoy hemos elaborado la “Guía para tontos de cómo alcanzar la Presidencia de la República Dominicana”.

6. En la medida de lo posible, promete todo y no digas nada.

Para fortuna de nuestros políticos, ninguno de ellos se ha salido del plan de hacer de la República Dominicana un infierno tercermundista, por lo que esencialmente tenemos los mismos problemas desde hace más de siglo y medio. Lo que está perfecto porque tienes disponible una amplia cantidad de discursos viejos recitando problemas y promesas de resolver problemas, que puedes copiar, ahorrándote el tiempo y el desgaste de pensar en soluciones. Te buscas un discurso al azar de cualquier campaña de antaño de quien sea, haces un copy-paste y…

Voilà! Propuesta electoral instantánea.

A partir de ahí, previamente a decir cualquiera de las palabras o frases marcadas como “malo” agregas “vamos a eliminar”, “vamos a reducir”, “vamos a acabar con” seguido por cualquier pendejada que denote firmeza y “mano dura”; mientras que para lo marcado en “bueno” antepones “vamos a promover”, “vamos a invertir en”, “ayudaremos a que”, seguido por cualquier estupidez que denote esperanza y seguridad, y todo porque…

Los votantes dominicanos aparentemente tienen la misma capacidad mental que un curso de niños de 8 años… ‘mmmmmkay?

Es importante que nunca, bajo ningún concepto, te salgas del guión. Si te metiste a político es porque probablemente no eres muy talentoso como para vivir de tu oficio “profesional”, y si vives de tu oficio es probable que sea gracias a los favores o las preferencias que ligaste por estar metido en política o porque eres un aperísimo administrador de herencias. En fin, eres un estúpido, y el objetivo de la campaña es vitrinearte pero al mismo tiempo sin recordarles a todos que eres, en efecto, un estúpido.

Hablar implica entrar en detalles sobre cómo, exactamente, es que planeas hacer toda la basura que estás prometiendo, y eso inevitablemente expondrá que o no sabes de eso, o que no podrás ejecutarlo, o que no se puede porque el Presidente de Erre Dé no controla eso, por ende… eres un idiota… pero… ahora que lo pienso, recuerdo que…

5. Si cometes el error de decir algo, descuida, no pasa nada.

Por suerte estás aspirando a la Presidencia de la República Dominicana y no de un país de verdad. En países de verdad hicieron brincar a un Presidente por espiar a sus opositores, a un candidato por enseñarle la culebrita de un solo ojo a una mucama africana, casi hacen brincar a un Presidente por usar un cigarro como dildo, desecharon a un candidato por ser editor en una revista donde una vez hace 20 años otro pana escribió un artículo sobre una posible guerra de razas que lucía medio racista, hicieron renunciar a un Gobernador por tener un muchacho en la calle, y desecharon a un candidato por hacer un anuncio con un pana con bigotes fumando. En RD…

No creo que tenga que explicar mucho aquí, ¿o sí?”

En un país donde unas elecciones se batieron entre un viejo ciego y un viejo que había degenerado en senil, siendo reelecto el ciego… por fraude… de nuevo…, donde un congresista fue condenado por tráfico de personas y en las elecciones siguientes obtuvo el mayor porcentaje de votos para un legislador en todo el país, donde tu fama de corrupto te catapulta al Congreso, donde comentarios racistas, homofóbicos, machistas, discriminatorios y abiertamente insultantes te llevan a la Presidencia, donde a pesar de declinar el cargo cada vez que te eligen porque prefieres ir a un sitio con autonomía presupuestal para coger lo tuyo, la gente te sigue eligiendo (4 veces más), donde no importa que vivas afuera para que te elijan, donde no importa si eres o no siquiera de aquí, donde hace menos de lo que dura un iPhone para salir estabas acusando a alguien de corrupto y ahora celebras su apoyo y no importa… a este ritmo no me sorprendería…

"Ese Osama Bin Laden, lo mencionan mucho en las noticias y El Gobierno de la Mañana, se ve que es un tipo bien. ¡Osama 2016-2020!"

No se me ocurre absolutamente nada que se pueda hacer o decir en Erre Dé para que alguien sea considerado políticamente censurable para desempeñar un cargo público, por lo que, haz y di lo que te dé tu regaladísima gana. Pero sí asegúrate, por lo menos, de apartar unos chelitos y…

4. Págate tu propia encuesta, los dominicanos son unos piratas.

En mercadotecnia las encuestas son instrumentos de la investigación de mercados que consisten en obtener información de las personas encuestadas mediante el uso de cuestionarios diseñados en forma previa para la obtención de información específica. En RD las encuestas son el equivalente de ir a donde un brujo que vive a dos esquinas de tu casa para que te interprete un sueño y te diga los números para jugar un palé.

“Dice aquí que va a ganar fulano, y nos va a llevar el diablo por 4 años… pero la fiesta del 21 de mayo, esa va a estar aperísima.”

Es por ello que mientras en la política del resto del mundo, las encuestas son apenas instrumentos para medir la intención de votos y evaluar la efectividad de una estrategia o un discurso, en República Dominicana las encuestas son el discurso. Al dominicano no le gusta perder, por lo que tiene el impulso incontrolable de necesitar saber cómo va a terminar el asunto para, efectivamente, ser un grandísimo pirata y empezar a celebrar al ganador… aunque sea el mismísimo diablo.

Aunque en el 2004 las encuestas le daban ganador con un 87.5% de los votos, este lamentablemente fue impedido de participar en las elecciones por la Junta Central Electoral bajo el cuestionable argumento de que ‘seres místicos de libros fantásticos no son constitucionalmente elegibles para ser candidatos a la Presidencia’, es por ello que los dominicanos tuvimos que conformarnos con la siguiente mejor cosa.

Recuerda, sin embargo, que esto es Erre Dé por lo que aunque la percepción siempre es más importante que la realidad, no hay que gastar demasiado dinero en eso. Al final siempre podrás contratar a CID Gallup Latinoamérica que claramente tiene unos cojones de platino al seguir haciendo encuestas después de la que se mandaron en el 2008, o sacar una encuesta a nombre del CIS de España (Centro de Estudios Sociológicos) sin que ellos mismos se enteren que estaban haciendo encuestas en República Dominicana, o comprar una compañía de carpeta a un abogado, ponerle un nombre que suene medio técnico y gringo, poner a 3 panas como “directivos” y a que se inventen unos números para decir disparates en una rueda de prensa.

Santo Domingo, No problem!

3. Pon a “tu gente” a hacer choperías.

Recuerdo la famosa entrevista que realizara Jorge Ramos a Hipólito Mejía por allá en aquellos tiempos que en que éramos tan áperos que le dábamos envidia a Santanás. Dentro de todo lo interesante que me viene a la memoria de ese pedazo de video del 2003, fue de que entre las cosas más destacables, aparte de Hipólito siendo Hipólito, fue este pana…

¡Sú manífica!

Personalmente, cuando ví esa cosa en pantalla lo primero que me vino a la mente fue “Que… maldita… chopería…”. Pero yo soy un ignorante de las artes políticas dominicanas y evidentemente también de que tan desfondado es que está el barril de la vergüenza propia del promedio de mis pares dominicanos, por lo que no valoré en su justa dimensión al Sr. ReSpresentante como el gran genio visionario cuasi-Einstein merca-político-dominicano que realmente fue, y no vislumbré que ya bien adentrado el Siglo XXI, en vez de carros voladores el mundo tendría…

Promoción ambulante, el más fino estandarte de las capacidades tecnológicas de la República Dominicana en el nuevo milenio.

No sé cual es el tren de pensamiento que lleva a la conclusión de que es totalmente apropiado destruir tus bienes personales para hacerle un cumpleaños a un pana que seguro no conoce, y que en realidad muy poco le importa que estes arruinando tu vehículo con semejante chopería. Menos entiendo como gente con título universitario, negocios propios, que se venden como “decentes” y probablemente hasta van a misa los domingos, se dan a monumentales muestras de “Hola, soy un imbécil”, como participar en bandereos, armar caravanas, brincar en una tarima o tratar su yipeta como si fuera un carro público… pero es bueno saber que existen en Erre Dé para tu campaña… al momento que sepas que…

2. Siempre, siempre ten presente que lo que importa es el can.

CAN sus. y s.m. (Del lat. Bemberrius et festejus): Dícese de un gran festejo animado o bullicioso, seguramente ambos. Equivalente dominicano al español jolgorio, al argentino alta joda y al mexicano ¡pásame el tequila wey! Reunión de dos o más personas a beber romo y hacer estupideces.

Culos y tetas, opcionales.

Aunque en otros países con una educación más avanzada los debates ideológicos y lo que allí se dice son el foco central de todas sus campañas políticas, en República Dominicana donde un buen matemático es aquel que puede contar bien rápido los puntos en un dominó, lo que importa es el can. Y así pasamos de, en tiempos antiguos, hacer fiestas en la casa de un amigo en cada barrio, a convocar a la gente a un “gran can” en un sitio específico, a mover la música de arriba para abajo para que espontáneamente se armen las fiestas con los bocinones (fuck you Jacinto Peynado y sus “Peynadoras”), hasta directamente armar discotecas arriba de camiones para mover la fiesta completa para arriba y para abajo.

Una competencia de dembow es lo más cercano a el debate político que realmente buscan los dominicanos para tomar sus decisiones democráticas.

Por lo que provee un buen can, con romo y sancocho, siempre que puedas y en donde sea que te dejen. Puedes intentar subirte a una tarima y decir todos los disparates que se te ocurran, y ciertamente sentirte alegre y realizado al ver desde allá arriba a todos tus seguidores aplaudiéndote cuando los encargados de la actividad sacudan los brazos como epilépticos avisándoles que aplaudan, pero nunca, nunca, nunca pierdas la perspectiva de que todas y cada una de las palabras en las que gastaste saliva ahí arriba, serán olvidadas a los 5 minutos que acabes, en cambio…

Esos dos seguro serán peledeistas toda su vida. Nadie olvida un buen culo.

Eventualmente la campaña llegará a su fin, y ganes o pierdas al menos la gente se irá con la buena impresión de los culos que ofreciste, lo que es sumamente positivo dado que aún en el peor de los casos…

1. Si no ganas, siempre podrás intentarlo cada 4 años.

Como la guagua de una estrategia de desarrollo y planificación objetiva de lo que aspiramos como país pasó a las 8:00 am y la República Dominicana se despertó a las 10:00 am y arrancó a un colmado a beber romo, aquí se vota a fulano para sacar a perensejo y no que el plan, ni los logros, ni la meta, ni nada de esa porquería. Y es por esa peculiaridad muy, muy dominican’t que llegaremos al 2016 bailando con los mismos fósiles que han estado en la misma vaina desde el 1996… aquí por más infierno que seamos, y en cierto sentido explica el gran infierno que somos, nunca han habido, ni habrán cadáveres políticos, por lo que aprovecha y…

Disfruta de al menos ser político, y quizás Presidente, hasta que te mueras.

Sobre Ash J. Williams

Chiquito, curvo hacia la derecha, babosito y burbujeante. Pagafantas empedernido que adora caminar sin zapatos en la playa, y hacer malabares con motosierras para la algarabía de los puticlubs.

KeDificil.com tiene como primordial propósito el entretenimiento de sus lectores. El material de esta página, salvo en los casos que se indique expresamente lo contrario o que estos sean de uso público en las formas previstas por las leyes vigentes, es de la propiedad y autoría exclusiva de los miembros del staff de KeDificil.com protegidos bajo la Ley 65-00 de Derecho de Autor de la República Dominicana. Los hechos, citas, comentarios, opiniones, personificaciones, materiales audiovisuales y todo contenido en general presente en esta página no necesariamente son una fiel caracterización de la realidad, ni alegamos que lo publicado aquí sirva de otro propósito que no sea satirizar hechos y personas reales o ficticias. Por lo que cualquier parecido a personas, lugares o hechos reales no es intencionada salvo que con el fin de realizar una sátira. Si resultare ofendido por lo acá mostrado, quizás sea tiempo que considere dar de comer a la nutria o sacarse la arena del saco según aplique, y en cualquier instancia siempre puede darle a back en su navegador o ir a http://www.disney.com si así prefiere.



comedy-club-IG