Levitra pfizer australia, buy stendra davao city in brief buy cialis Indonesia nevertheless cialis cheap nz. Order cialis sydney, levitra malaysia beli therefore buy cialis Pakistan, for example stendra to buy new zealand.




Ash J. WilliamsPor: Ash J. Williams — 09 mayo 2012

   



Artículos Recientes


5 promesas de los políticos dominicanos que son un grandísimo disparate

Hacer política en República Dominicana no es un trabajo difícil. Contrario a países de verdad, acá no hay esas diferencias dizque liberales, conservadores, libertarios, ultra-conservadores o comunistas, nosotros hemos sido un poco más eficientes que nuestros pares “de verdad”, y como país de las maravillas nos simplificamos ese trabajo teniendo los que roban mucho vs los que hacen desastres (culpa inmutable de los votantes, no de los candidatos).

Curiosamente, las campañas en RD duran 2 años, y el problema de los 2 años es que hay que hablar mucha mierda a lo largo de ese tiempo para poder coger cámara y figurear en los medios todo el tiempo. Lo que naturalmente conduce a que se tenga que estar proponiendo cada pendejada como si la vida fuera un relajo y como si uno fuera un estúpido… bueno sí, el 80% de los votantes son unos estúpidos, el 12% vota para asegurar que su papi consiga un puesto o que siga en él. El resto sabe que hay más de 2 dos candidatos y verdaderamente analizan propuestas.

En KeDificil, por si no ha sido evidente, somos unos vagos. Y hoy, porque ya es de lo único que habla todo el mundo, nos vamos a entretener tomando 5 de las cosas que todo el que ha aspirado ir a la presidencia aquí ha propuesto, y mostrarles por qué son un grandísimo disparate, empezando por…

5. Reduciré el alto costo de la vida.

Desde que tengo uso de razón en nuestro país se viene cacareando el tema del alto costo de la vida. Nunca he escuchado a alguien decir “diablo, que barato está todo” o celebrar “¡guau! ¡Que maravilla! ¡El costo de la vida por fin ya es bajo!”, es como si algún día llega ese momento en nuestras vidas donde se nos acaben motivos para quejarnos de Erre Dé (lo que es improbable), siempre tendremos el comodín del “¡ah, ‘pérate, el alto costo de la vida, manín’!”. Si lo pensamos detenidamente, es como que un problema demasiado fácil, tan fácil que es como si no fuera un problema de verdad… y es porque en efecto… el “alto costo de la vida” NO es un problema de verdad, o al menos no tan grave o simple como nuestros políticos rasgándose las vestiduras por esa vaina lo hacen ver.

En un país donde la población va creciendo dentro de los mismos 44,000 y pico de kms2 es solo natural que con el tiempo los precios vayan subiendo. El incremento del promedio de los niveles de precios dentro de una economía se llama inflación, la palabra maldita que dominaba cual Freddy Kruger los sueños de todo el que vivió en Latinoamérica en los 80s y que hasta el mismo Juan Luís Guerra le dedicó par de quejas musicales.

"¡El evangelio termina, donde comienzan a joder con mi' cuarto’!"

Lo contrario a la inflación se llama deflación. Aunque, que bajen los niveles de precios de los bienes y servicios dentro de una economía suena como una idea que le provocaría una erección a cualquiera, la realidad es que “reducir el costo de la vida” puede reducir o directamente eliminar los márgenes de ganancias de las empresas que para sobrevivir se verían forzadas a despedir empleados, si quiebran igual se despiden empleados, si se despiden empleados se reduce el consumo en el general de la economía provocando más deflación, más despidos y más cierre de empresas, llevando todo el país a un círculo vicioso que le haría un “extreme makeover” como este…

Vista panorámica de "bajar el costo de la vida".

La meta debe ser que de hecho suban los precios, pero de forma moderada y a la par con un incremento proporcionalmente relevante de los ingresos de los consumidores, para que así nosotros igual nos quejemos del alto costo de la vida en la misma forma que lo hacen en los países desarrollados, y no como pasa por estos lados del infierno que lo que hoy me cuesta $1 al día siguiente me cuesta $10 y yo sigo ganando $0.5 y de impuestos me quiten $0.3 lo que me lleva al siguiente punto…

4. No subiré los impuestos.

Cada vez que escucho a un candidato dominicano diciendo esa estupidez la realidad es que me provoca mucha risa. Aunque no es que celebre que me suban los impuestos, hay algo formidablemente cómico de alguien que pretende cobrar un salario como Presidente de la República Dominicana pararse en un rincón cualquiera de la isla, frente a un público y con una cara seria decir que no va a aumentar los impuestos… como si él, los que los escuchan, yo, ustedes, los chinos, los antiguos extraterrestres y hasta los vampiros con escarchita de Twilight no supieran que esto es dos tercios de isla llena de gente bruta que no produce nada…

Erre Dé como la imaginarían los caricaturistas de los años 50.

¿Qué tiene que ver que RD sea dos tercios de isla llena de gente bruta que no produce nada, con los impuestos? ¡Pues elemental! Aquí se importa más de lo que se exporta (y lo que se exporta son materias primas, inmigrantes ilegales, prostitutas y servicios de call centers) y por ende salen más dólares de los que entran, lo que inevitablemente lleva a que haya gente buscando más dólares de los que hay, lo que a ese ritmo hará que el peso no valga ni para el papel en el que lo imprimen. Como no quieres que todo el mundo se ponga a maldecir a tu gobierno porque la tasa se te metió al RD$1000 por dólar, ese déficit entre el que se manda y el que se recibe se cubre con dólares prestados hoy, para tirarle el muerto al gobierno de mañana.

Y las deudas tienen ese desagradable hábito de que hay que pagarlas.

Y obviamente, esa deuda se paga con impuestos, entre 25% y 40% de todo lo que se cobra, en eso. Como la entradera y salidera de dólares es un maco que no se cuadrará por mucho tiempo, *ajem* no producimos nada porque somos brutos, deberás tener en mente que tanto está creciendo la economía y que tanto le sacas en impuestos, porque al final, es lo que le importa al panita que te va a seguir prestando los cuartos que te van a evitar la hecatombe.

Algo así como un Sammy Sosa para tu BANINTER.

El problemita con los impuestos es que, como su nombre lo indica, nadie los quiere y hay que cobrarlos a la mala; eso porque hay algo muy peculiar acerca de los impuestos: no te ayudan para nada y son muy buenos para joderte todo. Entonces, como bien lo pavonea el Gobierno de turno, la economía está creciendo… pero ese crecimiento en Erre Dé obviamente no es de quienes pagan impuestos, sino que ha sido impulsado en los últimos años por Turismo y Zonas Francas de manufactura que no pagan impuestos, y construcción que depende del estímulo que le da el gobierno para crecer, con tus y mis cuartos, obvio. Lo que explica porque mientras la economía ha ido creciendo, las recaudaciones del Estado como porcentaje del PIB han ido bajando.

Ajá…

Como deseas evitar el desastre y que los “mmg” de San Francisco de Macorís se tiren a la calle a seguir quejándose porque sí, necesitas seguir cogiendo dólares prestados, y para ello ya te están pidiendo que recaudes más dinero. Y colorín, colorado… subir los impuestos.

¿Alguien quiere?

3. Crearé [inserte aquí cualquier número a lo loco] miles de puestos de trabajo nuevos.

Los políticos se ven tan coquetos cuando se ponen a sazonar el tema de la creación de empleo, y es tan divertido verles sacándose los números de “empleos creados durante mi gestión” del culo (porque no puede ser de otro lugar) y luego celebrándose y dándose palmaditas en los glúteos como peloteros, como si tuviéramos que salir corriendo a Juguetón para comprarles un trofeo.

En los países desarrollados, que llevan y publican estadísticas de seguimiento al empleo (algunas semanales, otras mensuales o trimestrales), dicen que “la economía generó X empleos”; cómicamente, aquí se sacan la estadística de las nalgas cuando favorece al Gobierno y sólo para los discursos del 27 de febrero, diciendo “bajo mi Gobierno hemos creado X empleos”, como evidentemente no están en la nómina del Gobierno (o al menos eso esperamos), ellos están celebrándose a si mismos por no haberla cagado. Eso es como que el dirigente de un equipo que quedó en el sótano celebre que un jugador de su equipo gane el premio de Jugador Más Valioso diciendo…

“Quedamos de último, pero… ey! no la cagué tan mal, al menos cometí el error de sentar a mi mejor jugador en la banca durante la mitad de la temporada, y por ende hemos ganado el MVP! Aplausos, por favor."

Según los datos completos del Censo del 2002 publicados en el 2008 (porque los del últimos censo, la fucking Oficina Nacional de Estadística probablemente los publique en el 2018), se estima que 1,364,780 de personas estarían entrando a la fuerza laboral de RD en el período 2012-2016 y 243,450 personas estarían entrando en edad de retiro, lo que implica que (sin descontar muertes, discapacidades, muertos e ilegales exportados, y sin sumar los que no se retiran a las 65 porque no quieren morirse de hambre) en ese período sería necesario crear aproximadamente 963,341 puestos de trabajo nuevos para que la tasa de ocupación (no confundir con desempleo) se mantenga estática. O sea, hacer en 4 años 200,000 puestos más que todo lo logrado en los últimos 8 años… y para nuestra fortuna, ahora mismo nuestros políticos se han inventado que “crearán” 400,000, lo que significa que…

Los otros 563,341 en edad de trabajo tendrán que hacer su propia magia de creación de empleo y buscársela.

2. Bajaré el costo de los combustibles.

Esta es particularmente graciosa, porque no solo lo dicen en serio, sino que la gente realmente cree que se va a hacer. Es como cuando una mujer le dice a su noviecito “ay, es la primera vez que hago esto”, o un hombre le dice a su mujer “mi relación con ella es estrictamente profesional”; el “bajaré el costo de los combustibles” es de esas líneas que deberían ser reservadas únicamente para las risibles escenas románticas de las películas que hagan en República Dominicana.

“Ven mami, no sea’ así, te juro que sólo será la puntita.”

Como hemos indicado anteriormente, el precio de la gasolina en el país se fija en una parte importante por el costo FOB (carga a bordo) del combustible que dicen los reportes de la Pratts USGC Waterborne, más una partecita para los detallistas, otro chin más para los transportistas y casi la mitad para el gobierno en… claro… impuestos.

Para bajar el precio no le van a marchar al chin que se ganan los detallistas porque les cierran las gasolineras y con ese lío no se quiere ver nadie, además esos son tres cheles, ciertamente tampoco será al pedacito que se llevan los transportistas porque evidentemente nuestros políticos están muy ocupados conservando los flácidos penes de Hubieres, Paulino, Abreu & Cía. en la boca. Por lo que solo queda la parte que se fija de la Pratts USGC Waterborne y los impuestos.

Hola, ¿Me recuerdan?

Comerse parte del costo de lo que fija la Pratts USGC Waterborne, que es lo que hace el gobierno cuando congela los combustibles, es perder muchísimo dinero, y los impuestos selectivos a los combustibles son, como nos dice este lindo reporte por acá, más del 10% de las recaudaciones del Estado… sí… claro… bajar los combustibles dijo… ¿como no?.

1. En mi gobierno se perseguirá la corrupción.

A estas alturas de la vida los dominicanos deberíamos estar curados con este tema. Ya hasta los mismos embajadores gringos tan claros con eso y consideran que la corrupción en ErreDé es endémica; joder, Nuria Piera ha hecho una carrera de reportar actos de corrupción en los gobiernos de este país y lo viene haciendo a lo largo de, loco… ¡2 DÉCADAS! ¡CADA SEMANA! Eso es más de 1,000 programas donde hasta divide en 3 seccioncitas para tratar 3 CASOS DISTINTOS. Y todo ese ir y venir de Nuria con la corrupción ha servido para un gran total de 0 corruptos presos y muchos VHS cogiendo polvo en los archivos del canal. Por lo que… ¡guau, funcionarios del gobierno están robando!

En serio…

Pero bueno, sí… tenemos que admitir que la corrupción es un problema serio que debería ser resuelto algún día para preservar el dinero que ya nos quitan a los contribuyentes. De hecho, no me cabe la menor duda de que los candidatos realmente se creen que van a perseguir la corrupción y entran con toda la buena fe del mundo para hacerlo. Van con sus pechos erguidos hasta pararse frente a la silla presidencial, miran a sus alrededores y justo cuando planean empezar a perseguir la corrupción… se encuentran con este articulito de la Constitución: “117. El Presidente de la República designará al Procurador General de la República y la mitad de sus procuradores adjuntos.” y con una cosa que me gusta llamar, la realidad… versión RD.

¿Qué lo qué?

Al ser el que quita y pone Procuradores, un Presidente que permita que su Ministerio Público se destape con acusaciones contra funcionarios importantes de un gobierno anterior se la juzga de ser, a su vez, acusado de persecución política, también conocido como “ruido no muy placentero para posibles inversionistas extranjeros buscando poner sus cuartos aquí y ayudar a la economía de tu Gobierno, pero que creían que en esta vaina de país había estabilidad social”, y que cuando lo apeen a él, después le toque también esa pela. Y peor, si su Ministerio Público persigue funcionarios importantes de su propio gobierno, es ganarse una miríada de enemigos dentro de su propio partido, perder cualquier oportunidad de seguir manejando a sus locos internos, que le quiten el apoyo para cualquier aventura futura, y ¡Oh, las encuestas!. Esa es la única forma en que yo me puedo explicar que de forma persistente los hijos de Peña Gómez terminen siendo funcionarios en cualquiera de los gobiernos indistintamente del partido, y eso a pesar de que…

Son como Atila… donde pisan no vuelve a crecer el pasto.

No es un asunto de borrón y cuenta nueva, ni una pendejada de que la cabeza de gobierno es corrupta, es que cuando quien persigue depende directamente de quien manda, este está obligado a considerar las consecuencias directas de su actuación sobre los intereses del “Jefe” y todo lo que huela a persecución política o joder con la gente del partido es un problema caro con una solución bien barata… dejar esa vaina así. Y todo porque en Erre Dé tenemos un sistema que aspira a la “buena voluntad” y “honradez” de las personas con un cargo, como si esto fuera Suiza. La verdad es que ‘tamos locos.

Y el último que salga, que le ponga candado y bote la llave.

email

Otras Vainas

¿Te Gustó?

 
 
    
 

Compartir

Sobre esta Entrada

KeDificil.com tiene como primordial propósito el entretenimiento de sus lectores. El material de esta página, salvo en los casos que se indique expresamente lo contrario o que estos sean de uso público en las formas previstas por las leyes vigentes, es de la propiedad y autoría exclusiva de los miembros del staff de KeDificil.com protegidos bajo la Ley 65-00 de Derecho de Autor de la República Dominicana. Los hechos, citas, comentarios, opiniones, personificaciones, materiales audiovisuales y todo contenido en general presente en esta página no necesariamente son una fiel caracterización de la realidad, ni alegamos que lo publicado aquí sirva de otro propósito que no sea satirizar hechos y personas reales o ficticias. Por lo que cualquier parecido a personas, lugares o hechos reales no es intencionada salvo que con el fin de realizar una sátira. Si resultare ofendido por lo acá mostrado, quizás sea tiempo que considere dar de comer a la nutria o sacarse la arena del saco según aplique, y en cualquier instancia siempre puede darle a back en su navegador o ir a http://www.disney.com si así prefiere.

 

(1) Reader Comment